Solo Cuatro

En la entrada de hoy insistimos en este tema tan apasionante de la cultura nacional, te ofrecemos algo más del instrumento musical que últimamente está encarnando estrellas artísticas de gran calibre, no hay otro, el Cuatro venezolano.

Este singular instrumento está de moda, recorre el mundo a una velocidad increíble, acompaña a todos desde el metro hasta los Grammy y sale airoso, con su orgullosa afinación cambirtuniana, delgadito, ligerito, hasta escueto. De allí que muchos hayan querido modificarlo, estilizarlo, complicarlo. Pero hasta allí, su ejecución, su arraigo se resiste. Su sencillez es a su vez su fortaleza.

Para muchos lugares el cuatro venezolano es exótico, algunos de los lugareños lo reconocen por su afinación y características musicales como instrumento tradicional. Sin embargo, es inconfundible, pues donde hay un cuatro sonando, es inevitable que haya un montón de gente alrededor en una especie de trance emocional, sonreídos, acompasados, ensimismados, cosa que pocos instrumentos logran. El cuatro venezolano encarda además el espíritu nacional, el orgullo de ser venezolano, una cosa complicadísima de explicar.

¿Cómo ha ocurrido este fenómeno? ¡Cosas de Dios! Replicaría cualquier abuelita, disfrutando un compadre pancho. Lo que si hay que decir, es que detrás de lo que se ve, de lo que se aprecia y disfruta, estos artistas que pulsan y afinan en Cam-Bur-Pin-Tón, tienen un compromiso profesional con la música y este instrumento les ha dado desde su sencillez, la oportunidad de enfrentar un mundo muy complejo y adverso. Pero se han sabido sobreponer y ahora el cuatro recorre el continente acompañando a estas estrellas como ningún otro instrumento lo puede hacer. Desde aquí valla a estos trovadores modernos nuestro reconocimiento y aprecio.

Aquí en casa hacemos lo propio, un montón de jóvenes siguen los pasos de los mayores, cada vez son mas virtuosos, los acordes “reducidos” que suben y bajan en el diapasón, el entreverao de acompañamiento y el juego de acordes solistas, los punteos entre las canciones, son más frecuentes y frecuentes. Me gusta verlos descifrando los compases, no como un instrumento cualquiera, sino más bien como quien descifra un cubo mágico. Hay mucha práctica fallida, mucho repetir, mucho intentar, a veces pensando y calculando, pero muchas veces, solo charrasqueando y pulsando, ¡a ver qué sale!

Esta noche tendremos un concierto aquí en Lara, la ciudad de los crepúsculos recibe su estación lluviosa y cambia con el solsticio de invierno, sus cielos ya no tan rojizos pero si encapotados, serán el telón que Barquisimeto ofrece para “Historias Entre Cuatro”, la propuesta musical que nos trae el “Ensamble Solo Cuatro” conformado por Randy Mendoza (Cuatro), Luis Alberto Ulloa (Cuatro), César López (Bajo) y Sergio Escobar (Maracas), quienes están en la música desde el vientre materno y encarnan muchos sones, todos los géneros nacionales y algunos otros internacionales. Ellos son testigos de muchas historias de sus maestros, excelentes músicos, pero también han construido las suyas, pues a pesar de su corta edad, tienen un buen trecho recorrido, han acompañado a muchísimos grandes artistas, en fin, hay mucho que compartir.

Este concierto de hoy estará engalanado con extraordinarios invitados, sirve de homenaje al Maestro Guillermo Flores, de quien les hablaremos con amplitud en otra entrada; el Maestro Juan Carlos Sanz de la escuela del Maestro “Freddy Reina”;  a la “Academia de Cuatros y más Cuatros” del Maestro Amado López, institución cuna de muchísimos artistas camburpintonianos y en la flauta Daniel Barragán.

Para la fundación es un honor apoyar esta iniciativa, ha sido extraordinario y rica la experiencia de salir de nuestro elemento oboístico, para redescubrir este maravilloso mundo del que no somos ajenos, hemos ensayado, arreglado y montado piezas de todos tipos, pero por sobre todo nos hemos reencontrado en medio de situaciones adversas, para comprender que somos mas grandes, mas fuertes cuando estamos juntos y acompañados de un valor inconmensurable como el cuatro venezolano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *