Skip to content

Conociendo Artmavie

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ayudanos a llegar a más

La situación económica en Venezuela ha complicado cada vez más la sostenibilidad de espacios que fomenten el arte, la música y la cultura. Aquellos dedicados a la reparación o importación de instrumentos tampoco escapan de esta realidad en la que los luthiers o reparadores de instrumentos reconocidos incluso han tenido que emigrar del país. Sin embargo, el profesor Miguel Rutigliano sigue siendo una pieza clave para el desarrollo de los músicos, no solo por ayudar fielmente a sus clientes, sino por tener la visión de mantenerse en el país y seguir trabajando especialmente por la Escuela Nacional de oboe.

Artmavie

Se estableció en la Candelaria en 1999 un espacio dedicado tanto a los instrumentos como a los músicos. 

Artmavie significa abreviado arte, madera y vientos. El nombre fue ideado por el profesor Miguel Rutigliano, quien es dueño del taller, junto a sus dos hijos Irene y Andres Rutigliano.

Todo lo mencionado puede que ya lo conozcas, o que te lo hayan contado. Ahora quiero presentarte un detrás de escena de la reparación de instrumentos, con la verdadera esencia del taller: las personas que hacen vida en él, el equipo que sigue trabajando y que tuve la oportunidad de visitar y entrevistar el 14 de octubre del 2020, en semana de cuarentena flexibilizada.

Para este equipo, integrado por Miguel e Irene Rutigliano, Damián Díaz, su esposa María Valero de Díaz, José Ponce, y Alejandro Perez, hacer posible el sonar de los instrumentos se ha convertido en el día a día. El taller puede llegar a más de 100 en años de trabajo si sumamos la experiencia de cada miembro, puesto que cada uno ha trabajado al menos 15 años en el taller.

Rutigliano me cuentó como inició en la reparación de instrumentos gracias a las enseñanzas de Jerez “En menos de un año vimos la primera clase de reparación de instrumentos, desarmar y armar el oboe”. También el cómo dar clases desde los 18 años en el Sistema de Orquestas le permitió entender mucho más el mundo de la música.

Y cómo gracias a la oportunidad de ser reclutado por el consorcio de bancos Buffet Crampon, hoy es el distribuidor principal en Venezuela de distintas marcas como Marigaux, Yamaha, Loreé, entre otras.

Irene, quien ha estudiado en las fábricas de reparación de instrumentos más importantes, se encarga ahora de las ventas del taller, y me explicó la importancia del saber a profundidad cada detalle de la construcción y reparación de instrumentos para poder recomendarle lo indicado a un músico que cuando tiene alguna necesidad. Tuvo que viajar por todo el mundo, hablar diferentes idiomas, y utilizar sus habilidades de relaciones comerciales.

 “Aprendí con Lorant Dudar, él era como un mago… A cualquier persona le llama la atención la fabricación, porque es casi místico ver cómo hacen las cosas. Cuando ves la delicadeza con que tornean la madera y ponen cada llave, entiendes por qué los instrumentos son tan caros; porque cuesta muchísimo hacerlos, no es nada más la maquinaria sino la mano de obra que debe estar altamente capacitada, debe tener una formación, y eso se paga”.

Conocí a José, quien hace increíbles imitaciones, y antes de trabajar en el taller, se dedicaba a la herrería, ahora hasta fabrica las cañas de fagot. También a Alejandro, el más nuevo integrante en el taller, con tantas aspiraciones y metas. Me contó cómo dejó de ser solo oboísta cuando inició en el mundo de la reparación y su amor por el oficio.

 El señor Damián y su esposa María, uno el experto en reparación de flautas del taller, al que todos le atribuyen capacidades innatas de reparación y construcción de artefactos, con habilidades impresionantes, y el otro, dedicada a la parte contable, sin quién no podría seguir andando la empresa.

Conforman un equipo sincronizado y perfecto, cada uno con historias fascinantes y conmovedoras, que me han hecho querer aprender más de la labor que realizan. Por ello, te dejo a continuación toda la entrevista descargable.

Podrás conocer un poco mejor cómo funciona el mundo de la reparación de instrumentos, aquel que tanto se anhela y se necesita en Barquisimeto y todo el interior del país.

En nombre de los oboístas de la cátedra de oboe Hernán Jerez, agradezco inmensamente al profesor y a todo su equipo el abrirme las puertas del taller para contar la labor que siguen desempeñando. ¡Gracias, Artmavie!

Entrevista realizada por Virginia Moreno 
Con el apoyo de correción de estilo de Maria Gabriela Vignati 
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ayudanos a llegar a más

Ayudanos a crear un mundo mejor con música